Pulidores existen muchos, pero ¿cuál utilizar en cada material?,  ¿a qué revoluciones?, ¿qué pasos utilizar?, ¿qué ventajas tiene un pulidor autoclavable?

No es tan sencillo, pero nuestro delegado comercial Javier Fernández, con más de 14 años de experiencia, aclarará muchas de estas dudas en este artículo.

Damos mucha importancia al composite con el que vamos a trabajar. Se presta atención a que sea muy estético, la opalescencia, translucidez… Lo mismo ocurre con la cerámica con la que trabaja el laboratorio dental para una corona sobre implantes. Pero muchas veces no le damos el valor necesario al pulidor con el que vamos a acabar de trabajar, cuando es una pieza importantísima en nuestro trabajo.

¿Existen pulidores específicos para cada material?

Cada material responde de una forma diferente, y es necesario buscar la opción más adecuada.

Por esto, encontraremos pulidores para metales, pulidores para zirconio, para cerámica o para composite.

Las empresas de fresas/pulidores como Komet llevan muchos años haciendo estudios para mejorar los resultados del pulido final y dándonos distintas alternativas teniendo, por ejemplo, la posibilidad de pulir en tres pasos, pre-pulido, pulido y brillo final, o con un solo paso si hemos terminado con una fresa de Carburo Tungsteno.

No sirve el mismo pulidor para trabajar un composite, que para pulir una cerámica en boca. El pulidor para trabajar composite necesita que sea flexible, para poder adaptarse adecuadamente a la anatomía de las piezas dentales, mientras que un pulidor para cerámica no necesita tanta flexibilidad. Los retoques que se deban hacer en boca son ajustes mínimos que no requieren de tanta flexibilidad.

En cuanto a los pulidores para composite, Komet dispone de una amplia gama de alternativas. Desde los pulidores en varias etapas, como los de un solo paso, con grano de diamante incrustado, evita usar pasta de diamante adicional.

Lo que conseguimos es una mayor durabilidad del pulidor y unos resultados excelentes de pulido.

¿A qué revoluciones debemos trabajar?

Esto siempre va a depender del pulidor en concreto con el que estemos trabajando y si lo utilizamos en Turbina o Contra-ángulo. Normalmente, la mayoría de los pulidores son de C.A. (204) y la velocidad óptima puede variar entre 6.000 rpm y la máxima de 15.000 rpm, pero sin duda, la mejor recomendación es que se sigan las indicaciones de cada modelo específico en cuanto a sus revoluciones óptimas y máximas para que el resultado, y sobre todo la duración del pulidor, sean las idóneas.

Es un error común pensar que, a mayor velocidad, mejores resultados. Las revoluciones óptimas indicadas en cada embalaje marcan los mejores resultados para ese instrumento.

Es igualmente importante que el pulidor siempre esté bien refrigerado.

¿Qué pasos utilizar?

Depende del tipo de pulidor que estemos utilizando. Cuando pulimos composite con pulidores diamantados de tres pasos, una pregunta habitual es si nos podemos saltar uno de ellos por ahorramos tiempo. Cada sistema está diseñado para usar todos los pasos que lo componen. Es recomendable no saltarse ninguno de ellos ya que debemos buscar el resultado perfecto y esto no es posible si no hacemos los pasos correctos.

Existen otras muchas opciones con pasos reducidos sin comprometer los resultados. Podemos optar por los pulidores UF en combinación con las fresas de pulido de Carburo de Tungsteno de la serie Q. De esta forma, los resultados serán excelentes con sólo dos pasos.

Fresero Pulido Komet

Pulidor autoclavable. ¿Puedo meter cualquier pulidor en el autoclave?

En mis visitas diarias es muy común la consulta del profesional en cuanto a la esterilización o no de los pulidores. También es muy común encontrar pulidores que están acartonados, rígidos y sin flexibilidad.

Depende del fabricante, pueden ser pulidores de un solo uso o pulidor autoclavable.

En el caso de los pulidores de Komet, son pulidores antoclavables, que permiten su paso por el autoclave, ya que no altera las propiedades del material del que están hechos. De esta forma, nos aseguramos de que siempre conseguiremos un resultado óptimo, con una durabilidad muy larga.

Teniendo en cuenta que hablamos de un coste muy bajo en cualquier pulidor autoclavable que queramos utilizar, y la gran gama de formas, tamaños y freseros que tenemos disponibles en el mercado, es necesario buscar un buen asesoramiento antes de hacer una compra de pulidores. No por ser un producto económico hay que darle menos importancia. Es una herramienta que va a marcar el resultado final de nuestro trabajo.

Conoce toda la gama de pulidores Komet, así como el resto de los productos de su cartera, en el Catálogo General.

____________________________________________________________

 

 

    ¿Necesitas ayuda? contacta con nosotros y uno de nuestros expertos te atenderá encantado