Uno de nuestros líderes de opinión, el Dr. Borja Oltra, licenciado en odontología por la Universidad Alfonso X y práctica privada en Málaga, ha probado las nuevas consistencias de composite fluido de la gama Clearfil Majesty ES Flow, de Kuraray.

CEMENTACIÓN CON RESINA DE COMPOSITE CONVENCIONAL

Hace ya mucho tiempo desde que empezamos a cambiar nuestros protocolos de cementado. Y fueron muchos los que empezaron a cementar algunas prótesis fijas, tales como inlays, onlays y, overlays o carillas, con composite de restauración precalentado, en lugar de los cementos que las diferentes casas comerciales nos ofrecían para este fin.

Uno de los primeros problemas que nos encontramos al usar composite de restauración para cementar fue que necesitábamos calentarlos para que adquieran una viscosidad mayor. También necesitábamos que la capa de “cemento” no interfiera en el ajuste ni en la dimensión vertical de nuestra restauración. O incluso, tener especial precaución para no fracturar la prótesis a cementar (una carilla, por ejemplo) al realizar presión.

CEMENTACIÓN CON COMPOSITE FLUIDO

Han sido muchos los que han cementado en alguna ocasión con composite fluido pero, debido a esa fluidez y a la menor carga, se han encontrado con fallos adhesivos y/o mecánicos. También se han encontrado con los mismos problemas que con los cementos tradicionales: dificultad para retirar excesos, no afectar al diente adyacente, etc.

En definitiva, no se obtiene ningún beneficio usando los composites de restauración para cementar prótesis fija.

NUEVAS CONSISTENCIAS DE COMPOSITE FLUIDO

Es por ello, y por los avances en tecnología de los fabricantes, que desde hace poco tiempo, esté saliendo al mercado una gama de composites “fluidos”, de menos viscosidad y mayor tixotropismo, que aumentan las propiedades mecánicas. También mejora la estética, ya que el pulido se acerca a los valores de los composites de restauración. Ademas de ello, si se utilizan para cementar o realizar restauraciones directas, podemos ahorrar el tiempo de calentar el composite, manteniendo una viscosidad que nos permite eliminar los excesos cómodamente.

Asimismo, y gracias al grado de tixotropismo con el que cuentan, el manejo a la hora de realizar restauraciones directas es especialmente cómodo. Siempre que nos enfrentamos a una cavidad clase II, es todo un reto el conseguir una buena adaptación de nuestro composite a la matriz y no crear escalones, gaps o zonas retentivas de placa en los márgenes de nuestra restauración, que puedan causar posibles problemas periodontales e incluso la filtración temprana de la restauración directa.

NUEVA GAMA DE CONSISTENCIAS EN CLEARFIL MAJESTY ES FLOW

Con esta nueva viscosidad “super low” que nos ofrece la casa Kuraray con Clearfil Majesty ES Flow, es muy fácil llegar hasta la interfase diente-matriz y colocar y adaptar el composite a la matriz sin hacer presión y así no correr el riesgo de desplazarla. Su punta de aplicación antigoteo patentada también facilita esta aplicación precisa.

Ocurre lo mismo con la técnica de composite inyectado. Gracias a la viscosidad de este composite, podemos realizar restauraciones estéticas anteriores a través de una llave de silicona trasparente, no permitiendo el composite fluya por debajo de la llave de silicona, ni invada los espacios adyacentes, siendo lo suficientemente fluido como para no ejercer demasiada presión positiva entre la llave y el diente. De esta forma, conseguimos una fiel reproducción de nuestro encerado, sin que quede sobredimensionado.

APLICACIONES

Aplicaciones super low:

  • Cementado de restauraciones indirectas.
  • Composite inyectado.
  • Sellado inmediato de dentina.
  • Restauraciones clase II.
  • Cemento retención ortodoncia.
  • Colocación de ataches Invisaligne.

 

Aplicaciones high flow:

  • Base cavitaria.
  • Adaptacion a matrices.
  • Sellado en coronal en tratamientos de conductos.
  • Sellado de puntos surcos y fisuras.
  • Pequeñas cavidades en esmalte.
  • Sellado de chimeneas de implantes.

CONCLUSIÓN

En definitiva, las nuevas masas de composite fluido Clearfil Majesty ES Flow de Kuraray amplían el abanico de opciones terapéuticas en prácticamente todas las especialidades de la odontología y, sobre todo, y lo que es más importante, nos facilitan el trabajo en muchos detalles en los que antes nos encontrábamos problemas para conseguir los resultados deseados y nos reduce el tiempo de tratamiento en muchos casos.

Si quieres conocer más novedades de Kuraray visita este link.